¡I-M-A-X! Cuatro letras que, juntas, se convierten en un llamado para el paroxismo cinéfilo. El problema es que nos sonaban lejanas, como un lujo exótico, una fantasía de otro planeta.  Existían más de mil salas IMAX en todo el mundo, pero ninguna en Panamá. Hasta ahora.

El pasado 24 de febrero fuimos invitados por Cinépolis Panamá para realizar un recorrido exclusivo por las instalaciones de su nuevo complejo dentro del centro comercial AltaPlaza Mall (Vía Centenario) y conocer las primeras salas IMAX y 4DX del país.

IMAX, la sublimación de la experiencia cinematográfica más clásica

Sala IMAX AltaPlaza

IMAX AltaPlaza cuenta con un total de 300 butacas.

El recorrido comenzó con una demostración de la sala IMAX, donde nos proyectaron los trailers de “Batman v Superman: Dawn of Justice” y “X-Men: Apocalypse”, para demostrarnos los prodigios de una pantalla que dejó sinceramente impresionados a cada uno de los presentes en la sala, entre los que me incluyo.

¿Por qué tanta expectativa y asombro por una pantalla de cine? La respuesta es sencilla: IMAX es el equivalente moderno de Panavision. Hablamos de una pantalla tan grande -20 metros de altura por 26 de ancho- que excede la visión periférica del ojo humano, lo que transmite la sensación al espectador de estar sentado en el centro de la acción sin importar en qué butaca se encuentre. Simplemente, con IMAX, no hay asiento malo para ver una película.

Esta alta resolución de imagen es particularmente evidente en el formato 3D, ya que le imprime una dimensionalidad hiperrealista a la imagen, realzando el valor del formato y justificando el uso de las gafas, que salvo películas como “Avatar” o “The Walk”, siempre me pareció un artilugio tecnológico innecesario.

Pero no solo hablamos de calidad de imagen, sino también de sonido. La sala cuenta con un sistema de audio integrado donde hacen especial énfasis en la orientación sonora, lo que le permite al espectador ubicarse dentro de la puesta de escena de la película e identificar de donde se genera el sonido un alfiler cayendo al piso o el rugido del motor de un avión. Suena como una exageración, pero no lo es.

Se podría resumir que el éxito de IMAX reside tanto en su apartado técnico como artístico. Como nos explicó esa noche Thiago Madruga, gerente de IMAX para Latinoamérica, la empresa trabaja con equipos tecnológicos patentados por ellos mismos.

“Todo lo que están viendo aquí es propio de IMAX. Inclusive, para garantizar toda esta calidad nosotros trabajamos con un equipo humano que hacen pruebas de sonido e imagen todos los días, para poder garantizar que tengan la misma calidad que las más de 1000 pantallas IMAX que hay en todo el mundo”.

Asimismo, la empresa es reconocida por su colaboración con los directores más renombrados de Hollywood. Chris Nolan ha dicho múltiples veces, después de grabar algunas escenas con IMAX en “The Dark Knight”, “The Dark Knight Rises” e “Interstellar”, que sueña con grabar una película integra con este formato.

4DX, un parque de diversiones cinematográfica

Kung Fu Panda 3

Cinépolis acompañó la presentación de la sala 4DX con la proyección de "Kung Fu Panda 3".

Si hablamos de IMAX como la sublimación de la experiencia más tradicional, 4DX es lo más cercano a un parque de diversiones cinematográfica. Este auditorio cuenta con 14 efectos que buscan involucrar de manera más activa al espectador, entre los que encontramos el movimiento y vibración de la butaca, chorros de agua que te golpea de frente o desde arriba –existe la posibilidad de apagar este efecto con un botón en el lateral del asiento-, esencias de olores, burbujas de jabón, bombas de humo, ráfagas de viento y ráfagas de luces. Todo esto sincronizada con la acción que sucede en pantalla.

Hay que tomar en cuenta que el 4DX no es para todos. Este tipo de función no es recomendada para mujeres embarazadas o personas con lesiones en la espalda o afecciones cardiacas. Tampoco para estómagos sensibles, ya que dependiendo de la película o la escena que se esté proyectando, la butaca se va a mover ostensiblemente, lo cual puede provocar mareos o arcadas. Estoy seguro que no querrán devolver por la vía rápida todo el millo que se acabaron de comer.

Aunque es interesante ver cómo los complejos cinematográficos están buscando nuevas formas de hacer más atractiva la experiencia cinematográfica para el público, no creo que regrese a ver otra película en 4DX. Para mí el entretenimiento tiene que estar dentro de la pantalla y no fuera de ella, ya que esto nos distrae de la verdadera esencia del cine: sus historias.

Eso es en mi caso, de espectador clásico. Pero estoy seguro que el 4DX tendrá particular éxito entre niños y adolescentes. También dentro de películas de desastres naturales –solo imagínense ver “Tornado” con todas estos efectos prácticos en sala-, películas de acción y, sobre todo, terror. El susto clásico del asesino apareciendo a la espalda del protagonista cobrará un nuevo sentido con la vibración de la butaca.

Ya hablamos de la experiencia, pero qué tal los precios. Déjenme decirles que son mejores de lo que se esperaba en un principio. Una función de IMAX costará 8.00 $ en 2D y 9.25 $ en 3D. Por su parte, 4DX juega en la misma liga que las salas VIP: 13.50 dólares en 2D y 15.00 en 3D.

Cinépolis AltaPlaza inauguró oficialmente el fin de semana pasado. ¿Ya fueron a ver una película en IMAX o 4DX? ¿Qué les pareció la experiencia? No dejes de contarnos en nuestra sección de comentarios en la caja de texto inferior o en nuestras redes sociales.

Cinepolis AltaPlaza

Cinépolis AltaPlaza es la primera sala panameña en tener IMAX y 4DX.