Ya sonaré repetitivo con mi enunciado, pero es tan buena la selección de películas de esta 5ta. edición del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFFP), que a la hora de hacer una lista de recomendaciones tuve que pasar de 10 a 15, cifra extraña donde las haya para cualquier listado, pero necesaria para abarcar las obras más importantes que se proyectarán del 7 al 13 de abril en la capital panameña.

Una programación que se ha visto particularmente beneficiada por su apuesta  de siempre por el cine iberoamericano, que sin duda tuvo un 2015 espectacular levantando laureles en los festivales cinematográficos más importantes del mundo, como fue ese sorpresivo Oso de Oro de “Desde allá”, así como nominaciones a los premios Oscar, en el caso de “El abrazo de la serpiente”.

Sin duda alguna, el cine latino está de moda en el mundo entero, resultado de la madurez que han adquirido nuestros cineastas, dispuestos a contar historias que narren nuestras tragedias sociales como continente pero que no están ancladas al denostado cine de barrio donde tanto nos habíamos encasillado. A continuación les dejo la primera parte del listado:

“Desde allá”, la sorpresa venezolana en VeneciaDesde allá

Tras su actuación en "Desde allá", Luis Silva ha sido comparado con Gael García Bernal.

¿De qué va? En medio de la convulsionada Caracas, Armando (50), dueño de un laboratorio de prótesis dentales, busca a hombres jóvenes en paradas de autobús y les ofrece dinero para que lo acompañen a su casa y observarles. Al mismo tiempo, Armando tiene la costumbre de espiar a un hombre de edad avanzada: sabe dónde vive, qué lugares frecuenta; algo en el pasado de ambos los une. Un día Armando se lleva a casa a Elder (18), líder de una pequeña banda de delincuentes juveniles. De este encuentro nacerá una relación que los cambiará para el resto de sus vidas.

¿Quién está detrás de ella? Un equipo artístico de lujo, que incluye la producción de de Michel Franco (“Después de Lucia), la escritura de Guillermo Arriaga (“Amores perros”), la actuación estelar de del chileno Alfredo Castro (“El club”, “No”, “Post Mortem” y “Tony Manera”) y el debut de Luis Silva, que no han dudado a comparar con el salto a la fama de Gael García Bernal.

¿Qué han dicho de ella? “Vigas no parece primerizo por la manera sobria y distante con la que retrata a sus personajes y desarrolla su relación en secuencias cortas pero expresivas de un malestar” – Lorenzo García (La Jornada).

“El impresionante debut de Lorenzo Vigas narra un improbable romance con elegancia, sutileza y tensión” – Guy Lodge (Variety).
“Tranquila, compleja y fascinante. (…) Una película elíptica que confía en el espectador lo suficiente como para despegarse de exposiciones y diálogos innecesarios, desplegando ricas matices de ambigüedad” – David Rooney (Hollywood Reporter).

“El abrazo de la serpiente”, el infierno verde

Serpiente

"El abrazo de la serpiente" tiene reminiscencias al cine de aventuras de Werner Herzog.

¿De qué va? Karamakate fue en su día un poderoso chamán del Amazonas, es el último superviviente de su pueblo, y ahora vive en aislamiento voluntario en lo más profundo de la selva. Lleva años de total soledad que lo han convertido en chullachaqui, una cáscara vacía de hombre, privado de emociones y recuerdos. Pero su vida vacía da un vuelco el día en que a su remota guarida llega Evan, un etnobotánico americano en busca de la yakruna, una poderosa planta oculta, capaz de enseñar a soñar. Karamakate accede a acompañar a Evan en su búsqueda y juntos emprenden un viaje al corazón de la selva en el que el pasado, presente y futuro se confunden, y en el que el chamán irá recuperando sus recuerdos perdidos. Esos recuerdos traen consigo vestigios de una amistad traicionada y de un profundo dolor que no liberará a Karamakate hasta que no transmita por última vez su conocimiento ancestral, el cual parecía destinado a perderse para siempre.

¿Qué han dicho de ella? “Este estudio etnográfico disfrazado de film de aventuras se asoma peligrosamente a un cierto exotismo ‘for export’. Sin embargo, Guerra consigue zafarse de dicho peligro al situar en el centro de la película una reflexión crítica, poco complaciente” – Manu Yañez (Fotogramas).

“Una exploración visualmente hipnótica del hombre, la naturaleza y los poderes destructivos del colonialismo” – Jordan Mintzer (The Hollywood Reporter).

“Aunque puede que sus extraños ritmos no sean para todo el mundo, ofrece algo inusual en las peliculas actuales: una experiencia verdaderamente original para la mente y para el alma” – Chris Nashawaty (Entertainment Weekly).

“Apocalipsis wow (…) Ciro Guerra canaliza y transforma las búsquedas en el corazón de las tinieblas de Coppola y Conrad con su cuarta y elegíaca película” – Peter Howell (Toronto Star).

“El clan”, el relato salvaje de Pablo TraperoEl Clan

Francella sorprende con su malvada transformación del líder del Clan Puccio.

¿De qué va? La historia se basa en el caso policial del Clan Puccio, que conmocionó a la sociedad argentina a principios de los 80. Tras la aparente normalidad de los Puccio se oculta un siniestro clan dedicado al secuestro y al asesinato. Arquímedes, el patriarca, lidera y planifica las operaciones. Alejandro, el hijo mayor, estrella de un club de rugby, se sirve de su popularidad para no levantar sospechas. Los demás miembros de la familia son cómplices en mayor o menor grado de los crímenes del clan y viven de los beneficios obtenidos de los rescates que pagan los familiares de los secuestrados.

¿Quién está detrás de ella? El argentino Pablo Trapero, viejo conocido del IFFP, un director encaprichado por retratar entre el documentalista y el efectismo más brutal, las peores formas de nuestra humanidad. Para ello contará con un camaleónico Guillermo Francella, conocido actor cómico, que sorprende como la representación viva del mal en el papel de Arquímedes Puccio.

¿Qué han dicho de ella? “Da mucho miedo esta película. Y ninguna compasión por el destino trágico de esa familia ejemplar. Ese terror se prolonga en la mirada muerta y en el contenido tono de voz de Guillermo Francella, ese actor camaleónico” – Carlos Boyero (El País).

“Trapero se aproxima a los hechos con loable objetividad y ecuanimidad. La dirección es impecable en fluidez y composición. Y sin mácula el reparto, que encabeza un prodigioso Guillermo Francella” – Jordi Batlle Caminal (La Vanguardia).
“Trapero, mediante unas normas reconocibles (relato moral, intriga criminal, estampa hollywoodiense, BSO en inglés), ha creado un icono de familia mafiosa argentina, al nivel de irlandeses e italianos” – Carlos Marañón (Cinemanía).
“Terrible historia. La naturalidad en esa mezcla de familia y horror, de culpa y desinterés, convierte la película en un completo desconcierto y un buen ejemplo, otro más, de la banalidad del mal” – Rodríguez Marchante (Diario ABC).

“El club”, valentía anticlerical (I)El club

"La iglesia no cree en la justicia civil", dice Pablo Larraín, director de "El club".

¿De qué va? Cuatro hombres conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de una cuidadora. Los cuatro hombres son curas y están ahí para purgar sus pecados. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás.

¿Quién está detrás? Un insobornable Pablo Larraín, director de la trilogía de la memoria y la dictadura militar chilena “No”, “Post Mortem” y “Tony Manerao, que apunta directamente a la Iglesia así como el sistema político que la protege. Ya lo dijo en la conferencia de prensa después de proyectar su película  del Festival de Berlín: “La iglesia no cree en la justicia civil”. Toda una declaración de intención que sigue el camino labrado por “La Duda” y la más reciente ganadora del Oscar “Spotlight”.

¿Qué han dicho de ella? “No sólo el mejor, más cruel y más divertido a la vez, trabajo [de Larraín] sino que comparte con obras como ‘Saló o los 120 días de Sodoma’, de Pasolini, o ‘Funny games’, de Haneke, la virtud del ‘shock” – Luis Martínez (El Mundo).

“El club’ es dura y áspera, destila necesaria mala leche, inteligencia, sarcasmo, claustrofobia y violencia interna, te remueve lo que ves, lo que escuchas y lo que imaginas” – Carlos Boyero (El País).

“Pablo Larraín filma con precisión extrema y persigue los primeros planos, con ese aire viciado de la intimidad y la confesión. (…) Pablo Larraín es un director que filma con ira y sin piedad. Esta es su mejor película” – Antonio Martínez (El Mercurio).

 “Te prometo anarquía”, el compromiso del IFFP

Anarquía (1)

"Te prometo anarquía" es cine comprometido, radical y desestabilizar, según los críticos.

¿De qué va? Johnny, un ayudante de tráficante de drogas, y Miguel, un chico que es skater, son amantes. Johnny vive en la casa de Miguel porque su madre trabaja ahí como empleada doméstica. Johnny y Miguel son socios. Se dedican a robar droga del jefe de Johnny, mientras Miguel la vende en el parque donde patina. Ellos comenten un error. Por lo que Miguel huye a Texas.

¿Qué han dicho de ella? “Cine comprometido, radical, energético y desestabilizador, con una cámara que parece flotar por la ciudad, una música pura poesía y unos intérpretes que, sin duda, veremos en el futuro” – Carlos Loureda (Fotogramas).

“La película consigue ser un vívido fresco de la existencia juvenil urbana. Ya en su quinto o sexto largometraje, Hernández Cordón, guatemalteco radicado en México, ha dado un brinco cualitativo en su carrera” – Leonardo García Tsao (La Jornada).