Las panameñas “Salsipuedes”, “Es hora de enamorarse” y “Sultán”, hicieron lo propio en la categoría de Mejor Película de América Central y El Caribe, Documental y la sección de cine en construcción “Primera Mirada”

Después del reconocimiento obtenido por “La distancia más larga” la edición pasada del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFFP, en sus siglas en inglés), se esperaba mucho de las películas venezolanas “3 bellezas” y, especialmente”, “Desde allá”, ganadora del León de Oro del Festival Internacional de Venecia del año pasado.

La película dirigida por Lorenzo Vigas es una gran película, aunque nada fácil para el espectador. El profundo y encriptado guion coescrito por Vigas y Guillermo Arriaga (“Amores perros”) cuenta más fuera de pantalla que dentro de ella, obligando al público a tomar una postura activa en la recreación anterior y posterior de sus personajes, criaturas desahuciados por sus carencias afectivas.

Así que el hecho de que “Desde allá” ganara el Premio del Público a la Mejor Película Iberoamericana de Ficción resulta una sorpresa rotunda. Edgar Ramírez, productor ejecutivo del filme y el encargado de subir a la tarima del Teatro Balboa para recoger el reconocimiento, no pudo evitar referirlo: “Este es el primer premio del público que gana la película”.

Pero así como Venezuela consiguió el “back to back”, Panamá cerró el aeropuerto de Tocumen para quedarse con el resto de los reconocimientos, empezando por el Premio del Público a la Mejor Película de América Central y el Caribe para “Salsipuedes”, película codirigida por Ricardo Aguilar y Manolito Rodríguez que se convierte en un homenaje al Casco Antiguo de nuestros sueños y de los barrios Latinoamericanos en general.

Por su parte,  el Premio del Público al Mejor Documental fue para “Es hora de enamorarse. Una historia entre bambalinas” del argentino residenciado en Panamá Guido Bilbao, que aprovecha el montaje de la primera obra de teatro inclusiva de Centroamérica, “La cucarachita mandinga”, para desmitificar a los niños Down y demostrarnos, sin victimizarlos o exprimir la lágrima fácil, un camino de tolerancia y acercamiento hacia ellos.

A esto hay que sumarle el reconocimiento especial que realizó Cervecería Nacional, S.A., a Miguel I. González por su talento y compromiso demostrado con “A la deriva“. documental intimista que ahonda, más que en la crítica social, en las heridas emocionales de tres mujeres afectadas por el dietilenglicol.

El último reconocimiento fue compartido bajo la lupa de “Primera Mirada”, sección de cine de construcción del IFFP que busca impulsar la cinematografía de Centroamérica y del Caribe a través del otorgamiento de un fondo privado de 15 mil dólares. Así que el jurado internacional liderado por Iván Giroud (director del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana) decidió conceder un fondo dividido de 10 mil dólares al documental dominicano “Noelí en los países” y los cincos mil restantes para la panameña “Sultán” de Enrique Castro Ríos.

*Nota publicada originalmente en el semanario El Venezolano de Panamá (edición 15 de abril 2016).