El venezolano presentó “Los cuatro reyes”, cortometraje que grabó utilizando locaciones icónicas de la ciudad así como actores y equipo técnico panameños, en la pasada edición Short Film Corner de Festival Internacional de Cannes

Mientras Edgar Ramírez se convirtió en uno de los principales reclamos de La Croisette a raíz del estreno de la película “Manos de Piedra”, ofreciendo espectáculo tanto dentro como fuera de la pantalla en un Festival Internacional de Cannes donde dejó para el recuerdo su coqueteo con Ana de Armas, sus pachangas con Roberto Durán en el yate del mandamás Harvey Weinstein, su paso por la alfombra roja de la Gran Sala Lumiere del Palacio de Festivales y su sentido abrazo a Robert de Niro en el homenaje que le prestó la organización al actor italo-americano, otro venezolano se encontraba en la meca del cine francés labrando su camino en la misma industria que ha consagrado a Ramírez como la fulgurante estrella que es en la actualidad.

Reynaldo Quijada, escudado por su productora y también esposa Patrizia Marinelli, visitó el país galo para presentar “Los cuatro reyes”, cortometraje que grabó en Panamá utilizando locaciones y actores locales -entre los que se encuentran Andrés Morales y Robin Durán, así como los venezolanos Emmanuel Castiglione y María T. Riveiro- con el fin de explorar la magia de la voluntad y la importancia del amor familiar, elementos reconocibles para un realizador que tiene como máxima “solo es imposible si crees que lo es”.

Still of Andrés Morales & Emmanuel Castiglione in Los Cuatro Reyes

"Los cuatro reyes" cuenta con la participación de Andrés Morales y Robin Durán.

Un laberinto llamado Cannes

“Sabes que es un meta, pero da cierta vergüenza pensarlo. No puedes evitar preguntarte: ‘¿Quién soy yo para presentarme en la meca del cine?’”, confiesa Quijada sobre su experiencia de cuatro días en Cannes donde proyectó su cortometraje en el Short Film Corner, junto a los también panameños “La cajita” y “El amateur”.

Más que una muestra en competición, el Short Film Corner es un mercado audiovisual donde cineastas de todo el mundo acuden para mostrar su trabajo y tener un contacto privilegiado con distribuidores, agente de ventas, productores,  programadores y comisiones fílmicas de otros países, que en el caso del venezolano resultó muy ilustrativo.

“Los cuatro reyes” está inscrito actualmente en 61 muestras internacionales de cine, proyectándose la semana pasada en el Short Film Corner en el Festival de Cine de Palm Springs en Los Angeles (Estados Unidos).

“Aunque tenía una idea de las salidas comerciales que puede tener un cortometraje, en Cannes se me abrió el panorama al descubrir que hay una una fuerte demanda de los mismos, sobre todo para llenar espacios muertos en canales de televisión. Además, no hubo quien no me preguntara si quería convertir ‘Los cuatro reyes’ en un largometraje”.
Por eso el venezolano no duda en asegurar que quedó “picadísimo” y que le gustaría retornar, solo que ahora compitiendo en una de las muestras en competencia para tener acceso a las fiestas, proyecciones y esa exposición mediática que significa participar en el festival de cine más importante del circuito cinematográfico.Quijada habla de Cannes como un laberinto vertiginoso, donde uno pierde fácilmente la noción del tiempo ya que suceden muchas cosas al mismo tiempo. También habla de una vida dentro de la Croisette, llena de glamour y estrellas de cine por doquier, y otra fuera de ella, donde se cierran los negocios propios de la industria en los pequeños restaurantes o yates que rodean el Palacio de Festivales.

El impacto de “Los cuatro reyes” en Panamá

La proyección de “Los cuatro reyes” junto “La cajita” y “El ameteur” en Cannes ha tenido su impacto en Panamá, ya que Stephan Proaño (director de la Dirección de Cine de Panamá) anunció el mes pasado que están considerando reestructurar el Concurso Fondo Cine para destinar parte de los tres millones que aporta el Estado para la financiación de cortometrajes.

“Por un lado, el cortometraje es el escenario ideal donde tu puedes comprobar el estilo y la capacidad del realizador, convirtiéndose en un especie de certificación para ellos. Por otro, este formato está teniendo una altísima divulgación y escenarios donde presentarse, lo que permite llevar al cine panameño fuera de nuestras fronteras”, argumentó Proaño al respecto.

A Quijada le resulta gratificante sentirse parte de este cambio, hasta tal punto que sus siguientes proyectos involucran al Istmo en la ecuación. Habla de realización un segundo cortometraje más ambicioso aún que cuente un triángulo de producción que incluya a España, Panamá y Venezuela, así como la gestación de una serie de televisión en colaboración con una importante canal de televisión local. Sin olvidar el argumento del que espera se convierta en su ópera prima.

*Perfil publicado originalmente en el semanario El Venezolano de Panamá (edición 307).

Still BTS Los Cuatro Reyes 01

El cortometraje fue grabada en locaciones icónicas de la ciudad, como el Casco Antiguo.