La gestora cultura habla sobre la III Muestra de Cine Panameño en Argentina, la cual se celebrará este fin de semana del 21 al 23 de octubre con la proyección de siete películas nacionales

Los historiadores panameños han encontrado una contradicción lingüística de siglos de antigüedad: el vocablo indígena “Panabá” no significa “lugar de abundancia de peces y mariposas” como registraron los cronistas de Indias, sino más bien “muy lejos”.

Esta nueva acepción cobra sentido ya que desde el mar Atlántico donde se encuentran los enclaves comarcales, el Pacífico efectivamente resulta ser un lugar distante. Así, explica el profesor Rodelick Valdés, cuando los nativos le comunicaron Pedrarias que el villorrio de pescadores quedaba “Panabá”, en realidad trataban de decirle que los pescados abundan a una distancia considerable a la comarca y no a la actividad de la pesca perse.

Esta anécdota cobra sentido para esta entrada, porque cuando entrevisté a Karla Quintero Taylor a través de Skype para hablar de “Buenos Aires para Panamá”, muestra de cine panameño en Argentina que creó hace tres años para llevar “aires buenos para el cine panameño”, haciendo un juego de palabras con el nombre de la capital argentina.

Ha sido a través de esta actividad que el público del cono sur ha disfrutado de obras representativas de la naciente filmografía istmeña, como “Los Puños de una Nación”, “Curundú”, “Caos en la ciudad” y “Empleadas y Patrones”.

Este año no es la excepción y el evento, que se realizará desde mañana viernes 21 hasta el 23 de octubre en el Kino Palais -espacio de artes audiovisuales del Palacio Nacional de las Artes-, exhibirá la muestra más densa de sus tres años de data.

La misma está compuesta por los cortometrajes “El Bicho” (Martanoemí Noriega), “Mangue” (Fernando Torres), “El plomero” (Jonathan Harker) y “Wata” (Enrique Castro y Ana Endara Mislov), así como los largometrajes documentales “Reinas” (Ana Endara Mislov) e “Invansión” (Abner Benaim).

Así que si el cine panameño ha llegado a tierras “panabá” de una manera impensable antes de la Ley de Cine del 2012, ha sido por el empeño de Karla que enuncia como sus principales motivaciones el más nobles de los egoísmos: mantener el contacto con la tierra que escuchó su primer llanto al nacer.

bapa

Esta es la programación del III Buenos Aires para Panamá.

¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA DETRÁS DE “BUENOS AIRES PARA PANAMÁ”?

“Buenos Aires para Panamá” es mi hijo en Argentina. Tengo ocho años viviendo acá y cuando llegué lo primero que me percaté fue la amplia oferta cultural que tiene esta ciudad. Aquí resulta normal que todas las colectividades de cine tengan su propia muestra y yo me dije que me encantaría que Panamá tuviera su propia ventana en Argentina.

Y esa idea me estuvo dando vueltas en mi cabeza hasta que en el 2010 empecé a estudiar un posgrado en Gestión Cultural y me pusieron como asignación desarrollar un proyecto cultural que se convirtió en realidad en el 2014 cuando realicé la primera muestra de “Buenos Aires para Panamá”.

¿QUÉ NOVEDADES PRESENTA ESTA TERCERA EDICIÓN DE BUENOS AIRES PARA PANAMÁ?

Además de la muestra en el Kino Palais, este año realizaremos una minigira en diciembre por la provincia de Córdoba, que queda ubicada a 700 kilómetros de Buenos Aires.

Tengo que admitir que no fue un encuentro que propicie, sino que el Museo Casa del Faro se enteró del proyecto y se contactó conmigo para trasladar la actividad. Y me gusta que haya sucedido así, porque una de mis aspiraciones siempre fue que la muestra saliera de la capital e, inclusive, llevarla en un futuro a otros países.

Este año también contaremos con una curaduría de cortometrajes del Festival de Cine Pobre Panalandia 2016. Esta relación con Panalandia y Mentepública es propicia, ya que una de las novedades que busco integrar en los próximos años es un programa educativo que me permita traer cineastas emergentes panameños para que reciban formación en Argentina o llevar a un cineasta argentino durante el verano en Panamá para que imparta un taller.

¿QUÉ INTERÉS ENCUENTRA LOS ARGENTINOS, POSEEDORES DE UNA DE LAS CINEMATOGRAFÍAS MÁS DESARROLLADAS DE LATINOAMÉRICA, EN UN CINE EN CONSTRUCCIÓN COMO EL PANAMEÑO?

Para mi sorpresa, hay un interés genuino de los argentinos por el cine panameño. El cine panameño y el centroamericano en general se conoce poco en el país, así que les causa curiosidad visionarlo.

“El objetivo principal que persigue “Buenos Aires en Panamá es mostrar la nuestra cultural y siento que se ha logrado” – Karla Quintero Taylor

Este contacto ha generado colaboraciones impensadas. Por ejemplo, el programador de Kino Palais es un historiador de cine y al tener tener este contacto le permitió abrir una pestaña en la historia del cine Latinoamericano.

Asimismo,  la Universidad Nacional de las Artes me escribió para incluir en el posgrado de Historia del Cine Latinoamericano que ellos imparten una asignatura sobre el cine panameño.

¿Y CÓMO HA SIDO LA RESPUESTA DEL PÚBLICO?  

El objetivo  principal que persigue “Buenos Aires para Panamá” es mostrar nuestra cultura y siento que se ha logrado. El año pasado asistieron muchas personas resultado del trabajo de difusión muy fuerte que hice repartiendo postales en la calle.

En esa ocasión contamos con la participación especial de Isabella Gálvez, productora del documental “Caos en la Ciudad”, para un conversatorio después de la proyección de la película. En él, los presentes hicieron muchas preguntas y se preocuparon por la situación del Fondo de Cine de Panamá.

Al día siguiente, presentamos “Empleadas y patrones” de Abner Benaim y  hubo personas que se me acercaron con los ojos llorosos al constatar ese lado oscuro que resguarda la relación entre las empleadas de servicio y los dueños de casa.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE ESTOS INTERCAMBIOS CULTURALES ENTRE PAÍSES A TRAVÉS DE UN FENÓMENO TAN AMPLIO COMO ES EL CINE?

El intercambio cultural es otra de las bases del proyecto. Yo hago un juego de palabras con lo que significa la palabra Buenos Aires para que Panamá gocé de los aires buenos que tiene esta ciudad que tanta riqueza personal me ha aportado.

Pero me interesa, particularmente, que la industria argentina pose sus ojos sobre nuestro un cine, ya que en Argentina hay muchas oportunidades de mecenazgo o subsidios que yo sé que aplicando se pueden dar. Es cuestión de tiempo, así que mientras se dan, me doy a la tarea de dar conocer y mostrar el trabajo de los cineastas panameños.

bapa-1

El III Buenos Aires para Panamá se realiza en el Palais de Glace.