Dice Paulina Vera, chilena hasta hace poco residenciada en Panamá, que su cortometraje “Ana” -el cual se presentó en el Festival Internacional de Cortometrajes Hayah 2015 y el Festival de Cine Pobre Panalandia 2016- está basada en hechos reales y que su grabación fue una especie de exorcismo para ella.

Una noche soñó que era perseguida camino a casa. Sensación de intranquilidad que se acrecentó ya en su apartamento, donde los objetos parecían moverse de su lugar y las puertas se abrían y cerraban como dejando entrar una presencia inmaterial a través de ellas. Todo esto, en un principio, se podría leer como la charlatanería de una miedosa, hasta que Paulina nos cuenta un detalle, por lo menos, inquietante.

En el mismo sueño, ya sin duda convertida en pesadilla, Paulina se vio arrodillada en el piso como en un trance. “Pensé que había sido todo un sueño, pero cuando desperté miré mi rodilla y estaba roja, raspillada y tuve molestias todo el día como si hubiera estado efectivamente arrodillada toda la noche sin poder moverme”.

ana-2

Un sueño de Paulina Vera de rodilla en trance fue la base inspiración para su "Ana"

La videografa continua su relato: “La historia está basada en hechos reales que me ocurrieron personalmente. Es un tema un tanto extraño y aún me pregunto si fue mi imaginación o realmente me pasó. A pesar de que soy una persona analítica, esta pesadilla me sobrepasó y hasta el día de hoy me cuesta justificar unas imágenes que de por sí las siento muy vívidas“.

Efectivamente, “Ana” parece estar hecho con la misma materia de las pesadillas. Para lograrlo, la chilena hizo uso de toda clase de trucos -edición fragmentada, un diseño sonoro incómodo, e imágenes alevosas- e, inclusive, limitaciones técnicas como la de su Canon T2i, que en la oscuridad generan un grano exagerado, juegan a su favor en este cortometraje que se coloca entre el terror, el thriller psicológico y el video ensayo.

‘Ana’ resulta disfrutable por su flujo de imágenes que no se cansan de aludir a algunos de los mejores referentes del género, como Alfred Hitchcock, David Lynch y James Wan

Más allá de estos malabares técnicos, “Ana” resulta disfrutable por su flujo de imágenes que aluden, salvando las distancias, a algunos de los mejores referentes del género, como Alfred Hitchcock, David Lynch, James Wan y esa obra maestra que entró en nuestra lista de las mejores películas de terror del siglo XXI: la “It Follows” de David Robert Mitchell.

De esta manera, el cortometraje del mes de Noviembre de Material Extra es una invitación a contestar la pregunta que deja Paulina al espectador, “¿Tú qué crees que me pasó?”, mutando de un entretenimiento a una pesadilla colectiva: