Juan Pablo Miller, productor argentino de “Samurai”, “Ciencias Naturales”, “La luz incidente” y la ganadora de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes de 2011 “Las Acacias”, presentó en la jornada educativa de Hayah – Festival Internal de Cortometrajes de Panamá la charla “Etapas para realizar un film, desde la idea a la pantalla de cine” donde pudimos extraer los siguientes consejos para producir una película:

1) Potencial de coproducción. En la etapa de desarrollo de la película, cuando se están buscando alianzas para encontrar los fondos para sacar adelante la película, a Miller le gusta diferencia la coproducción financiera a la real.

La producción real para el argentino es aquella que no solo implica aporte económico, si no la oportunidad de crear alianzas con otros países que aporten talento humano, locaciones, contactos y, sobre todo, una distribución internacional de la película para llegar a una mayor cantidad de público.

520998_20121118195500

 

"Samurai".

2) Cubrir, por lo menos, el rodaje. “Yo nunca tengo la plata para terminar una película, pero nunca empiezo la preproducción de la misma hasta que tenga la plata para terminar el rodaje”, confiesa Miller.

En su experiencia, es mucho más fácil terminar de encontrar los fondos correspondiente al apartado de posproducción -edición, colorización, musicalización…- cuando se muestra un primer corte de la película en fondos especializados, secciones de cine en construcción o después de su proyección en un festival, que encontrar el presupuesto completo desde el inicio cuando la película no es más que una idea en ejecución.

3) La película en la cabeza. A Miller le gusta empezar la preproducción de sus películas con lo que se conoce como una “Página a página”, es decir, una reunión de mesa con todos los jefes de departamentos involucrados en la producción donde el asistente de dirección desglosa el guión página a página.

De esta manera, asegura, todo el equipo tiene la película en la cabeza, además que permite sacarse cualquier duda que haya sobre la misma y se abre la comunicación para que cada departamento realice solicitudes a la producción para tener todo lo que necesitan a la hora del rodaje.

582975522_1280x720

"La luz incidente".

4) Una posproducción flexible. Miller se salta el rodaje, no sin antes asegurar que es importante que la persona que desarrolló la película se encuentre durante la grabación de la misma para solucionar cualquier contingente, y pasa directamente a la etapa de posproducción donde se maneja con una premisa básica: flexibilidad.

Aunque usualmente se maneja un periódo de seis meses de posproducción, él como productor buscar darle el mayor tiempo posible al editor, colorista, posproductor de sonido y DCP, para que halla un mayor pulimiento del trabajo final. Aunque admite que a veces no es posible cuando están a contrareloj para entrar a un festival.

5) Las películas de autor se comercializan bien. Después de producir “Las Acacias” y la “Luz incidente”, películas autorales, Miller ha llegado a la conclusión que estas obras se venden igual que otros géneros más comerciales como el cine de acción o de aventuras.

A018_C011_0101AT

"Ciencias Naturales".