De los 62 largometrajes que se han estrenado en lo que va de siglo, tan solo 12 han sido dirigidos por mujeres. Eso equivale al 19.35% de la producción nacional

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
[email protected]

El 8 de marzo de 1857, en plena revolución industrial, miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema “Pan y rosas” para protestar por las precarias condiciones laborales que sufrían las mujeres en el campo laboral.

Esta manifestación sirvió de referencia para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que hoy también celebramos en Panamá. Esta conmemoración nos sirve para destacar su rol dentro del sector cinematográfico panameño.

Para hacer este cuestionamiento tomamos como referencia las películas que se han hecho desde el cambio de siglo. Desde entonces, se han producido 62 largometrajes panameños, entre documentales y ficción.

De esas 62 obras, tan solo 12 películas en Panamá han sido dirigidas por mujeres de manera íntegra o colectiva. Esta cifra equivale tan solo al 19.35% de la producción nacional. Muy lejos de la igualdad de género a la que toda cinematografía debe aspirar.

Esta cifra llama la atención al considerar el hecho que las tres de las seis películas panameñas que han sido seleccionadas por festivales internacionales de clase A durante este periodo han sido dirigido por mujeres. Es decir, el cine panameño no es cosa de mujer, pero trae prestigio internacional al país a partes iguales.

Estas películas son “Rompiendo la ola”, de Annie Canavaggio, que se presentó el 10 de octubre de 2014 en la apertura del Festival Internacional de Cine de Varsovia; “La felicidad del sonido”, de Ana Endara Mislov, compitió en la sección de mediometrajes del Festival de Cine Documental de Ámsterdam 2016; y “Panquiaco”, de Ana Elena Tejera, participó en el Festival Internacional de Roterdam el año pasado.

Las otras tres películas panameñas en participar en festivales clase A fueron dirigidas por Abner Benaim: en el 2010, “Chance” participó en Festival Internacional de Cine de Moscú y “Empleadas y patrones” en el Festival de Cine Documental de Ámsterdam. “Invasión”, por su parte, estrenó en la capital de Países Bajos en 2014.

LAS PELÍCULAS PANAMEÑAS DIRIGIDAS POR MUJERES

En lo que va de siglo XXI se ha producido 62 películas panameñas. De ellas, solo 12 son dirigidas por mujeres:

  • “Los puños de una nación” de Pituka Ortega Heilbron (2006)
  • “Curundú” de Ana Endara Mislov (2007)
  • “Paraiso for Sale” de Anayansi Prado (2012)
  • “Reinas” de Ana Endara Mislov (2014)
  • “Rompiendo la ola” de Annie Canavaggio (2014)
  • “Caja 25” de Delfina Vidal y Mercedes Arias (2015)
  • “La felicidad del sonido” de Ana Endara Mislov (2016)
  • “Historias del Canal” de Carolina Borrero, Pinky Mon, Luis Franco Brantley, Pituka Ortega Heilbron y Abner Benaim (2014)
  • “La ruta” de Pituka Ortega Heilbron (2016)
  • “La Matamoros” de Delfina Vidal (2017)
  • “Más que hermanos” de Arianne Benedetti (2017)
  • “Panquiaco” de Ana Elena Tejera (2020)

Hay una décimo tercera película, “Burwa Dii Ebo” (El sueño y el agua), que cuenta con Vero Bollow entre su equipo de directores. Pero al ser de nacionalidad canadiense no la incluimos en el listado aunque la película es considerada panameña.

EL CONCURSO NACIONAL FONDO CINE TAMPOCO ES COSA DE MUJERES

Para empezar a entender por qué la cifra de películas panameñas dirigidas por mujeres es la que es, hay que analizar el Concurso Nacional Fondo Cine que organiza la Dirección Nacional de Cine del Ministerio de Cultura de Panamá.

Desde el 2013, que se celebró la primera edición del Concurso Nacional Fondo Cine, el Estado se ha convertido en el principal productor del cine panameño. Los ganadores se designan a través del fallo de tres jurados internacionales por cada una de las cuatro categoría en competencia.

Analizando todas las ediciones que se han hecho hasta la fecha, tenemos que el 40.96% de los ganadores del Concurso Nacional Fondo Cine son mujeres. Pero esta cifra tiene matices, ya que la edición 2014, aunque se celebró, no entregó los premios por fallas administrativas en el Dicine.

Ese año 2014 hubo cinco ganadoras: “Soñar con la ciudad” de Mariel García Spooner, “Guararé” de Isabella Gálvez, “Buscando el indio conejo” de Annie Canavaggio, “Menos 1″ de Irina Caballero” y “Querido trópico” de Ana Endara Mislov.

Si quitamos el 2014 de la ecuación, tenemos que el Concurso Nacional Fondo Cine solo ha premiado el 38.67% de los proyectos presentados por mujeres. El 2015, por el cambio de gobierno y las secuelas del 2014, no se llevó a cabo y la ceremonia no se retomó hasta el 2016.

Hay otros matices que hay que tomar en cuenta: aunque ese 38.67% de proyectos fueron presentados por mujeres, en al menos tres de ellos lo hicieron en calidad de productoras. El cargo de director fue ocupado por hombres, como el caso de “Kimura”, “Tierra adentro” y “El viaje de Kokodrit”.

Así que si depuramos las cifras considerando esta nueva variable, tenemos que solo el 33.33% de los proyectos premiados en el Concurso Nacional Fondo Cine han sido o serán dirigidos por mujeres.

En busca de empujar la agenda de género en el cine nacional y regional, el IFF Panamá creó Su Mirada, un fondo de $15 mil dólares que busca fortalecer la participación de las mujeres en la industria cinematográfica de América Central y El Caribe premiando proyectos en la categoría de Desarrollo y Work in Progress.

Aunque en la edición 2020 de Su Mirada, la primera edición de esta iniciativa, el IFF Panamá premió a las películas “Vals de Santo Domingo” y “Delirio” de República Dominicana y Costa Rica respectivamente, en el futuro puede beneficiar proyectos panameños.

El IFF Panamá también organiza Primera Mirada, concurso de Posproducción que reparte otros $15 mil dólares para películas de América Central y El Caribe, aunque sin distinción de género como sucede con Primera Mirada.

En los seis años que se ha hecho Primera Mirada, se han premiado cuatro películas panameñas: “Diciembres” de Enrique Castro Ríos, “Una noche de calypso” de Fernando Muñoz, “Días de luz” de dirección colectiva y “Panquiaco” de Ana Elena Tejera, la única de esta terna dirigida por una mujer.

El Concurso Nacional Fondo Cine del Dicine y Primera Mirada y Su Mirada del IFF Panamá, son los únicos fondos cinematográficos para largometrajes que se celebran de manera anual en el país y, por tanto, las únicas vías de financiamiento que cuenta una directora para hacer su película en Panamá. El resto de opciones son de índole regional, como Ibermedia o DocTV en su momento.

¿QUÉ HACE FALTA PARA LLEGAR AL 50%?

Entre el 33.33% de películas dirigidas por mujeres que han financiado el Dicine y el 19.35% que hemos visto hasta la fecha, se infiere que hay otros obstáculos más allá de la financiación que dificultan la producción de películas dirigidas por panameñas.

Algunos de estos obstáculos no tendrán ningún sesgo de género, ya que hacer cine en Panamá es una tarea complicada tanto para hombres como para mujeres. Pero habrán otras condicionantes que sí lo tendrán y hay que detectarlas de manera adecuada para trabajar sobre ellas.

Además, el puesto de directora es tan solo uno de los diferentes roles que hay dentro de una producción, aunque sin duda el que más delata la brecha de género actual. Habría que cuantificar también cuál es el porcentaje de participación femenina dentro del sector panameño en general.

En este sentido, la Dirección Nacional de Cine jugará un rol protagónico en el corto, mediano y largo plazo para acortar la brecha de género actual al ser la institución que define la política pública del país en materia cinematográfica.

Pero en esta tarea también se deben involucrar los festivales y asociaciones cinematográficas locales como Asocine, Procinema, Redcrea y Red Festivales de Cine Panamá, incluyendo en sus estatutos y programación de actividades un enfoque de género para revertir la deuda que tiene el cine panameño con sus mujeres.

*Fe de erratas: en la nota original que publicamos el 8 de marzo de 2020, dijimos que las únicas tres películas panameñas en participar en festivales de categoría A fueron dirigidos por mujeres. El 10 de marzo rectificamos e incluimos “Chance”, “Empleadas y patrones” e “Invasión” de Abner Benaim.

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DEL CINE PANAMEÑO


Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo un resumen semanal de las noticias más destacadas del cine panameño, la cartelera semanal de Cine Extra e invitación a los eventos especiales organizados por Material Extra: