La premiación del Concurso Nacional Fondo Cine 2018 estaba pautada para la mañana del jueves 12 de julio, pero tras la impugnación a último minuto de Agustín Clement el DICINE tuvo que suspender el acto hasta nuevo aviso. ¿Qué pasará ahora?

Luis Lorenzo
(@LuisAndreLT)

Los ganadores del Concurso Fondo Cine 2018 fueron citados la mañana del 12 de julio en el Salón Pacífico del Ministerio de Comercio de Industria para la ceremonia oficial. Entre los primeros en llegar al acto, se encontraban Ariadnne Benedetti, Fariba Hawkins, Miguel I. González, Carolina Borrero Arias y José Macías.

A diferencia de otros años, esta premiación estuvo despojada de todo esplendor y su puesta de escena estuvo más cercana a un trámite burocrático. Las razones serían expuestas por Essie Masteralli, directora de la Dirección General de Cine (DICINE). Primero, ni el ministro Augusto Arosemena ni el viceministro Néstor González pudieron asistir a la cita, al formar parte de la comisión panameña en la primera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio con China.

La segunda razón, era más importante y no tardó en ser reveleda: el Concurso Fonco Cine 2018 era pospuesto hasta nuevo aviso después de que uno de los concursaste impugnara el resultado del concurso el día anterior a la ceremonia a pocas horas de cerrar el plazo para recibir reclamos.

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

El concursante en cuestión es Agustín Clement, reconocido actor y director de teatro que postuló su proyecto “La Fogonera” -adaptación de la obra de teatro homónima que presentara dos años atrás en las tablas panameñá y que ganara cuatro Premios Escenas en el 2017, entre ellos Mejor Obra del Año, Mejor Musical, Mejor Canción Original y Mejor Coreografía- a la categoría Largometraje.

Clement argumenta a través de su abogado Daniel Lombana que el DICINE no cumplió los lineamientos expuestos por la ley a la hora de realizar el Concurso Fondo Cine 2018, específicamente en la cantidad y el perfil de los jurados que calificaron los proyectos de largometrajes beneficiarios del fideicomiso.

Según las “Bases y requisitos para participar en el Concurso Fondo Cine 2018”, que se puede encontrar publicado en la página web del DICINE, el jurado calificador para la categoría Largometrajes debió estar constituido por los siguientes miembros:

A. Productor o director extranjero de cine que haya realizado dos (2) o más películas de largometraje.

B. Distribuidor internacional de largometrajes con un mínimo de diez (10) años de experiencia.

C. Escritor extranjero de cine que haya realizado dos (2) o más películas de largometraje.

Pero estos requisitos no se cumplieron, ya que el fallo del jurado fue dado por solo dos miembros en vez de los tres requeridos y ambos tenían el mismo perfil profesional: uno era productor y el otro director.

“¿Cuál es el problema? En la ley existe el derecho privado y el derecho público. En el derecho privado, que nada tiene que ver con el Estado, se puede hacer todo lo que la ley no prohiba. Pero el derecho público opera distinto y los funcionarios no pueden hacer ni más ni menos de lo que la ley les permite. Así que al haber variado el número de miembros y las especialidades de los jurados, ellos han imcumplido el reglamento“, argumenta el letrado.

¿QUÉ DICE EL DICINE?

Nayudell Ortega, abogada del DICINE, asegura que la categoría Largometraje sí contó con los tres jurados y se les envió las carpetas con los 18 proyectos que se postularon para que los evaluaran uno por uno, incluyendo “La Fogonera” de Agustín Clement.

Pero un día antes de su vuelo al Istmo, Cristina Garza (vicepresidenta de Mundial, una de las agencias de ventas internacionales de mayor prestigio en América Latina) tuvo que cancelar su vuelo argumentando motivos de fuerza mayor sin dar mayores explicaciones, lo que le dio poco margen de maniobra al DICINE para actuar considerando que el resto de la comisión de jurados ya iba en camino o ya habían llegado al país.

“Ahí fue que decidimos que al estar la mayoría de los jueces, se diera el Concurso, ya que no podíamos detenerlo”, explicó Ortega. “Ahora, el proceso indica que al jurado le toca evaluar la reconsideración que él (Agustín Clement) interpuso bajo el criterio que a falta de juez de distribución internacional, él queda entonces con un puntaje más bajo en su evaluación”.

Para tomar esa reconsideración, los jurados tienen tres días y en base a la respuesta que den, se armaría la vista legal. Mientras tanto, el DICINE se está asesorando legalmente para ver cómo proceder. “Nuestra disposición es resolver el proceso del Concurso Fondo Cine 2018 lo más pronto posible, al ser muy esperado”.

¿Y AHORA QUÉ?

Mientras esta decisión se da a conocer, los ganadores quedan en suspenso y en cierto estado de orfandad. Hablamos de Arturo Montenegro con “Sra. Lizzie”, Arianne Benedetti con “Despierta Mamá” y Joaquín Horna con “Héctor”. Porque es importante aclarar que la reconsideración solo afecta a la categoría Largometraje y no debería hacerlo en Documental, Guión y Posproducción.

Al preguntarle por qué emprendió este proceso legal, Clement a proclamado a los cuatro vientos en este y otros medios de comunicación que lo hace en aras de la transparencia. “Hablamos de 1.8 millones de dólares del Estado y no se pueden dar los resultados con esta clase de irregularidades”.

Y a pesar de entender sus argumentos, el sentir general del gremio cinematográfico es de resquemor. Mucho tiene que ver que Clement es visto como un forastero entre ellos, aunque es importante decir que está en todo su derecho de participar. Pero lo que más les molesta es que este proceso legal se sienten como un tiro en el pie a la industria, justamente cuando este fidecomiso parecía superar los demonios del 2014 cuando se canceló por falta de presupuesto y estar por fin regularizando. Algo que parece imposible para un Concurso Fondo Cine destinado a los problemas.