Producido en el taller “El sonido del verano” impartido por Lucrecia Martel en Barcelona (España), este cortometraje destaca por su naturaleza críptica y su uso del sonido para crear una atmosfera de extrañeza y desasosiego

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
(@LuisAndreLT)

Estrenado en el Panama Horror Film Fest 2019, “El suceso del ático” fue la pieza más extraña y perturbadora que compitió el año pasado en este certamen, y la favorita de este servidor. Lastimosamente, no fue reconocido por el jurado, que se decantó por el comentario social de “Juan Melgar Junín” de Sebastían Touma.

Una lástima, por que “El suceso del ático” es el trabajo más depurado que ha realizado Martín Proaño Mattioli hasta la fecha. Producido en el taller “Los sonidos del verano” que impartió Lucrecia Martel en Barcelona (España), es clara la influencia de la directora argentina en esta película.

Ver: Cortometraje de la semana: “Alma” de Jeico Castro Ferrari

Para quienes están familiarizado con el cuerpo de trabajo de Martel, compuesto por “La cienaga”, “La niña santa”, “La mujer sin cabeza” y “Zama”, sabrán que su filmografía se caracteriza por la estructuras fragmentarias pero, sobre todo, del uso del sonido en su cine.

“Los sucesos del ático” comienza que una cortinilla que nos cuenta la historia de un barrio de Barcelona que fue abandonado y declarado de alto riesgo. A pesar de esto, ciertos eventos extraños se han dado en este lugar, a los cuales los locales se refieren como “Los sucesos”.

Esta introducción nos prepara para la naturaleza críptica y extraña que estamos por experimentar, en la que una cuadrilla de fumigadores -compuesto por Francisco Baglietto, Aina Clotet y Yazel Parra- inspecciona una de las casas del barrio en cuestión.

El personaje de Baglietto es el líder de esta expedición y no deja de escuchar sonidos de ratas que solo son audibles para él. Aina le sigue la corriente, aunque no escucha nada. Yazel busca disimular su inexperiencia y el miedo que le genera el lugar. Los tres se adentrarán en el recinto hasta llegar a un ático donde se desencadenan eventos extraños.

Sin revelar información que arruine el visionado de “El suceso del ático”, es en esta parte del cortometraje donde el director experimenta con el sonido para crear una atmósfera extraña y desasogante aplicando las enseñanzas de Martel. Hablamos de un cine de terror que más que buscar el grito fácil, busca perturbarnos desde el enigma.

Ver: Cortometraje de la semana: “El viajero casero” de Christian Bradford Álvarez

Baglietto interpreta un hombre que se maneja de manera machista y prepotente. No es sorpresa que termine solo. Clotet demuestra una fascinación por un hombre de piel negra, que tal vez es objeto oscuro de deseo. Yazel, rezagada, muestra un reflejo más cínico.

Aunque me gusta mucho este trabajo de Martín Proaño, hecho en falta más información de los personajes. Tal vez así, esta reseña no tenga que entrar en el terreno de las conjeturas. En cambio, solo se puede palpar sus secretos. Ya es cuestión de nosotros si nos dejamos atrapar por ellos o no.