«Psycho», «Vertigo» y «North by Northwest», son sus títulos más mencionados, pero la filmografía de Alfred Hitchcock resguarda otros que se sostienen de forma aislada y también como representantes de la estética hichcockiana

(Bienvenidos a Grandes Maestros, columna donde el guionista y dramaturgo panameño Edgar Soberón Torchia analizará la filmografía de los grandes maestros del cine)

Escrito por:
Edgar Soberón Torchia

A la hora de enumerar los trabajos destacados del director Alfred Hitchcock, tanto admiradores como críticos tienden a mencionar los mismos títulos: «Psycho», «Rear Window», «Vertigo», «North by Northwest» o «Rebecca». La respuesta es comprensible y lógica, en tanto el drama «Psicosis» instauró, casi por sí solo, el género del thriller psicológico; «Ventana indiscreta», «Vértigo» e «Intriga internacional» fueron cúspides de su carrera en la década de 1950, y «Rebeca» es el único filme del maestro que ganó el Óscar a Mejor Filme del Año.

Sin embargo, esta solución rápida y efectiva deja por fuera muchos títulos sólidos y sobresalientes que ameritan una visión, no solo a la luz de la obra completa del Mago del Suspenso, sino como entidades dramáticas que se sostienen de forma aislada como obras logradas y como títulos representativos de la estética hitchcockiana. En esta primera entrega de los ciclos dedicados a Grandes Maestros, que organiza Material Extra en colaboración con la Fundación CIMAS, serán exhibidas cinco películas que ameritan una revisión que les proponemos.

«Los 39 escalones» (1935)

Proyecciones: Lunes 25 a las 3:00 pm, 5:00 pm y 7:00 pm.

«Los 39 escalones» (1935) es prueba de la excelente primera fase de la carrera de Hitchcock en su tierra natal y demuestra que los clásicos hechos en la industria de cine norteamericano fueron la continuación de su diestra mano directorial y un conjunto de constantes que se remontan a ese periodo en Inglaterra. Aquí aborda uno de sus temas favoritos: el del hombre inocente que es acusado injustamente de un crimen. Para demostrar su inocencia, el hombre debe descubrir cuál es el misterio de los 39 escalones del título y recibe ayuda de una muchacha que se debate entre la atracción y la sospecha. La buena química entre los protagonistas Robert Donat y Madeleine Carroll (notable en la secuencia nocturna en una posada) es clave, en una trama donde nadie es lo que aparenta ser. La cinta está basada en una popular novela de John Buchan, que fue rehecha por Ralph Thomas en 1959 y nuevamente por Don Sharp en 1978.

«Posada Jamaica» (1939)

Proyecciones: Martes 26 a las 3:00 pm, 5:00 pm y 7:00 pm.

De todos los filmes de la muestra, el menos conocido es la adaptación de la novela de Daphne Du Maurier «Posada Jamaica» (1939), la cual fue objeto de una reciente restauración. Al quedar en el dominio público, se fabricaron copias espurias por empresas de poca monta, que dieron una mala imagen del filme, a lo cual se sumó las quejas del mismo Hitchcock por su realización. Ahora se le devolvió al filme el esplendor expresionista de las imágenes en blanco y negro de Harry Stradling Jr., al recrear en interiores un acantilado, una mansión fastuosa, un puerto y la sospechosa posada del título, sede de una banda que provoca naufragios para robar las mercancías que transportan los barcos. La película fue producida por el alemán Erich Pommer (el hombre detrás de «El gabinete del Dr. Caligari» y «Metrópolis») y su socio, el actor Charles Laughton, lo cual implicó cambios en el guion e intrusiones en la dirección. Sin embargo, a pesar de los lamentos de Hitchcock y de la mala fama que los críticos de pacotilla le dieron al filme, «Posada Jamaica» es un apasionado melodrama de acción, con la luminosa presencia de la bella actriz irlandesa Maureen O’Hara en su primera aparición en cine, antes de convertirse en diva en el cine de John Ford, como «¡Qué verde era mi valle!» y «El hombre tranquilo». Después de este filme y al empezar la II Guerra Mundial, Hitchcock partió hacia Estados Unidos, donde adaptó «Rebeca», otra obra de Du Maurier y, como ya dijimos, fue premiado con el Óscar.

«Notorious» 1945

Proyecciones: Miércoles 27 a las 3:00 pm, 5:00 pm y 7:00 pm.

Durante la guerra Hitchcock hizo de todo: tres películas de propaganda para los Aliados, una comedia romántica y dos dramas de suspenso, uno de los cuales, «La sombra de una duda», fue su filme preferido. Al concluir la conflagración, el maestro entró en plena forma con dos cintas con la actriz sueca Ingrid Bergman: «Spellbound» en 1945 y, al año siguiente, «Notorious» (o «Infames», pero conocida en Latinoamérica como «Tuyo es mi corazón»), según un cuento de James H. Street. «Infames» es la admirable tercera película de la muestra. Bergman y el popular galán Cary Grant protagonizan un típico drama paranoico y patriotero de posguerra, en búsqueda de sobrevivientes nazis por todas partes. Como muestra ejemplar de la fascinación de Hitchcock por las rubias y el tratamiento sádico de sus “heroínas”, la Bergman es la hija de un colaborador dea los nazis, que debe demostrar su lealtad a Estados Unidos, participando en un plan para desenmascarar a un grupo de «infames nazis en Río de Janeiro». Y en el proceso la pobre Ingrid palidece, se desvanece y agoniza junto con el público que sufre al verla atrapada y envenenada con cuentagotas. ¡Hay que ver cómo sólo Hitchcock se salía con la suya en estas situaciones!

«Extraños en un tren» (1950)

Proyecciones: Jueves 28 a las 3:00 pm, 5:00 pm y 7:00 pm.

En la siguiente década, durante la guerra fría, Hitchcock dirigió su atención hacia la novela «Extraños en un tren» (1950) de Patricia Highsmith. Al año siguiente estrenó la cinta homónima, que es la cuarta película de la muestra. «Extraños en un tren» es un drama psicológico en el cual un heredero conoce a un tenista profesional en un tren, y se ofrece para matar a su esposa, si el deportista le devuelve el favor, asesinando a su padre. Tanto «La sombra de una duda» como «Extraños en un tren» son antecedentes de «Psicosis». Los tres filmes tienen protagonistas psicópatas que ocultan sus propósitos sombríos bajo una apariencia afable. Al igual que en «Psicosis» el psicópata tiene problemas en la relación con alguno de sus progenitores y quizá oculte su homosexualidad, rasgo poco frecuente en el cine de Hitchcock, pero no ausente. El drama evoluciona hacia un clímax tenso, que chocó con la censura, la cual forzó a Hitchcock a cortar algunos minutos de la trama. En esta muestra, presentaremos el filme completo en su versión original.

«Los pájaros» (1963)

Proyecciones: Viernes 29 a las 3:00 pm, 5:00 pm y 7:00 pm.

Y para cerrar la retrospectiva, repondremos «Los pájaros» (1963), un clásico admirado y que a menudo también se incluye entre lo más conocido y aplaudido de Alfred Hitchcock. El filme es la tercera adaptación de un relato de Daphne Du Maurier, en que una mujer de la élite californiana se encapricha con un abogado costeño y lo sigue a su residencia en Bodega Bay, donde su arribo coincide con extraños ataques de las aves a la población. Aunque en la superficie «Los pájaros» es un filme de terror sobre las consecuencias del desequilibrio ecológico provocado por hombres y mujeres, no faltan rasgos detectados en el cine de Hitchcock: la fascinación con la mujer rubia, la transgresión, la culpa, el pecado y el castigo, derivados de su rígida formación católica.

Todos los filmes de la muestra han sido objetos de estudios que analizan las constantes que le dan la calidad de autor a Sir Alfred Hitchcock, pues no se trata de un artesano, de un simple fabricante de imágenes y relatos que asustan o divierten, según sea el caso, pues en el cine de Hitchcock nunca faltó el humor. Se trata, en justicia, de un cineasta cuyas creencias, convicciones e inclinaciones definieron su estilo y lo inclinaron hacia textos, anécdotas y relatos, a los cuales les imprimió su sello personal al traducirlos en imágenes en  movimiento.

SOBRE EL AUTOREdgar Sobertón Torchia es guionista y dramaturgo. Estudió español y teatro en Puerto Rico, cine antropológico en Francia y guion en Cuba. Sus obras de teatro están reunidas en la antología «Pedro Navaja y otros éxitos del hit parade». Guionista de «Panamá Radio», «La estación seca», «La Yuma», «Talento de barrio» y «Molina’s Ferozz». Premio Ricardo Miró de Literatura en cuatro ocasiones.