La ley tiene como puntos importantes la creación de la Dirección General Cinematográfica, del Consejo Nacional de la Industria Cinematográfica, del Fondo Para el Desarrollo Cinematográfico y de régimenes de estímulo tributario a la inversión cinematográfica

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
(@LuisAndreLT)

El Congreso Nacional de Honduras aprobó en su totalidad el 29 de enero la creación de la Ley de Cinematografía, con el fin de incentivar el desarrollo del séptimo arte en el país vecino.

“Es una ley que viene a beneficiar a todos los productores y directores que hacemos cine a nivel nacional e internacional”, explicó uno de los principales propulsores del proyecto, el diputado José Villanueva, al medio Proceso Digital.

Entre los puntos importantes que considera esta Ley de Cinematografía de Honduras se encuentran:

1. Se creará la Dirección General Cinematográfica (DGC), el cuál será el ente rector de las actividades cinematográficas en Honduras y el equivalente al DICINE aquí en Panamá.

2. Se creará el Consejo Nacional de la Industria Cinematográfica (CNIC), el cual funcionará como órgano superior de la DGC, así como la Panama Film Comission lo hace en nuestro país.

3. Se creará el Fondo Para el Desarrollo Cinematográfico (FONDECI), el cual tiene como objetivo el fomento y promoción permanente de la industria cinematográfica en el país.

4. Se crearán regímenes de estímulo tributario a la inversión cinematográfica nacional.

EL FONDECI VS. EL CONCURSO NACIONAL FONDO CINE

A diferencia de el Concurso Nacional Fondo Cine de Panamá, que cuenta con un monto fijo de 2.2 millones de dólares a repartir en sus diferentes categorías, el FONDECI de Honduras no cuenta con una cifra estipulada fija.

Más bien, lo que estipula el Artículo 9 de la recién aprobada ley hondureña es que el presupuesto de la Dirección General Cinematográfica será establecido previa aprobación del Consejo Nacional de la Industria Cinematográfica, en base a la programación anual de actividades, con cargo al FONDECI y sin perjuicio de otros fondos que reciba a través de la firma de acuerdo y/o convenios de cooperación internacional.

Lo que si considera el reglamento en su artículo 14 son siete vías de financiación para obtener fondos, entre los que se encuentran:

A) El monto que se perciba en concepto del Impuesto Sobre Ventas producto de la venta de boletería o derechos de ingreso a las salas de exhibición, el Banco Central de Honduras, transferirá al fondo de manera mensual y automática los fondos que se recauden.

B) La totalidad de sumas recaudadas por concepto de este tipo de impuestos son apropiados en cada vigencia anual y destinados a FONDECI.

C) Los recursos derivados de las operaciones, rendimientos financieros, la venta o liquidación de sus inversiones y demás recursos que se generen, capitalicen o reserven por el FONDECI.

D) Las donaciones, transferencias y aportes nacionales o internacionales que reciba en dinero.

E) Las multas o cánones que se impongan de conformidad a esta ley.

F) Los recursos por derechos de registro en el Registro Nacional de Cinematografía de conformidad con esta Ley.

G) Cualquier otro recurso que se le asigne del presupuesto del Estado.

HONDURAS TIENE LO QUE LE HACE FALTA A PANAMÁ: ESTIMULOS TRIBUTARIOS

Sin duda uno de los apartados más interesantes de la Ley de Cine de Honduras es el Capítulo VI, conocido como “Del régimen de estímulo tributario a la inversión cinematográfica nacional”.

En su Artículo 15, Regímen de estímulo tributario a la inversión cinematográfica nacional, dice: “Las personas jurídicas que realicen inversiones en efectivo a los proyectos cinematográficos, previamente aprobados por la DGC, tendrá derecho a la deducción del ciento veinticinco (125%) del valor invertido como una deducción del Impuesto Sobre la Renta al periodo gravable en que se hizo la inversión de la obra cinematográfica hondureña de largometraje“.

“Las empresas catalogadas como grandes contribuyentes, tendrán un límite de devolución como reembolso, el cual no puede superar los trescientos cincuenta mil dólares al año ($350,000.00) y, las empresas clasificadas como medianos contribuyentes, no les será reembolsable más de ciento cincuenta mil dólares al año ($150,000.00); de los cuales el Estado, tendrá un límite global anual para estos reembolsos, el cual es de cinco millones de dólares por año ($5,000,000.00)“.

Este apartado del reglamento, sin duda inspirado en su homólogo colombiano, que a través de un esquema de financiación similar pasó a producir tres películas al año a más de 50 en la actualidad, es uno de las principales modificaciones que exige la industria del cine panameño a su Ley de Cine para favorecer la inversión de capital privado y no depender tanto del Concurso Nacional Fondo Cine.

Por último, la Ley de Cinematografía de Honduras considera en su Artículo 18 otros incentivos a las obras nacionales, como cuota de pantalla y tiempos de programación en las salas comerciales, pero expuestos de una manera tan ambigua, sin cifras claras y sin certeza de castigo en caso de infracción, lo cual se atisba como un futuro problema para la distribución y promoción del cine hondureño en un futuro.

Puedes leer el Decreto Ley para la Creación de la Ley de la Industria Cinematográfica Hondureña AQUÍ.