La directora artística del IFF Panamá destacó la entrega del premio FIPRESCI, del Locarno Academy, el estreno nacional e internacional de “Panamá Radio” y la presencia de Ricardo Darín para la gala de apertura

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
(@LuisAndreLT)

Con la fulgurante presencia del argentino Ricardo Darín, la patrimonial de Édgar Soberón Torchia, la institucional de Essie Mastellari y, naturalmente, la de Pituka Ortega Heilbron como directora ejecutiva, hoy inició oficialmente el IFF Panama – Festival Internacional de Cine de Panamá 2019.

Ortega Heilbron destacó dos de las principales novedades de esta edición del certamen: el premio FIPRESCI, el cual el jurado conformado por Joel del Rio (Cuba), Daniel Dominguez (Panamá) y José Antonio Teodoro (Canadá), reconocerán la mejor película en la sección Historias de América Central y El Caribe por parte de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica.

“Estamos convencidos de que esta región ofrece más talento y descubrimientos cinematográficos, que los pocos cineastas excepcionales cuyas películas se programan regulamente en los principales festivales internacionales”.

“Por eso estamos aquí, para aprender sobre el cine de la región y el mundo que reflejan”, dejó dicho Klaus Edder, secretario general de FIPRESCI, en una escueta carta leída por Pituka Ortega Heilbron.

Además, la también cineasta destacó la alianza con Locarno Academy, una iniciativa a tres años vista que busca desarrollar a jóvenes talentos en áreas como distribución, ventas y programación de películas a nivel internacional, para fortalecer de esta manera la industria panameña y centroamericana.

“Ha sido por el apoyo de estas entidades, pero sobre todos ustedes, que han demostrado muchísima fe, confianza e interés en el festival, que el IFF Panamá se está convirtiendo un patrimonio nacional”, declaró la panemeña.

DARÍN, COMO EN CASA

Ricardo Darín, que regresa a Panamá después de cinco años, se encuentra en el IFF Panamá 2019 para presentar su más reciente película, “El amor menos pensado”, que además de protagonizar, también produce junto con su hijo Chino Darín.

“Estoy contento de estar acá nuevamente con una película que quiero muchísimo. Estamos muy expectantes por ver qué ocurre con “El amor menos pensado” y la recepción que puede llegar a tener, porque es una película que nos invita a reflexionar, pensar y mirar para adentro”, dijo el interprete.

Darín solo tuvo palabras de halagos para Panamá, un país en el que dice sentirse en casa y que por eso está agradecido de poder estar de vuelta, ya que una vez alguien le dijo que el secreto de la vida es poder regresar a un lugar y tener la suerte de ser recibido con los brazos abiertos, como se sintió hoy en su arribo a tierras canaleras.

RESCATANDO LA MEMORIA HISTÓRICA DE PANAMÁ

Por su parte, Édgar Soberón Torchia dijo que el documental que estrena en el festival, “Panama Radio”, permite rescatar parte de la memoria histórica de la ciudad de Panamá a través de la historia de dos mujeres emprendedoras que implementaron un modelo empresarial que considera es digno de conocer para todos los panameños.

Ya que además de la venta de discos, esta discotienda produjo, distribuyó y asesoró a otros negocios en el mercado musical de los vinilos. Por si esto no fuera suficiente, se convirtió en un epicentro musical, capaz de convocar a figuras destacada de los 70 y 80 como Leonardo Fabio, Piero, La Lupe, Tito Puente, Marco Antonio Muñiz y hasta Carlos Santana.

EL CAMBIO DE FECHA DEL COSTA RICA FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE Y EL DOLOR DE CABEZA DE NETFLIX

A la hora de explicar la postura del IFF Panamá 2019 ante el cambio de fecha del Costa Rica Festival Internacional de Cine, que se trasladó en el calendario de diciembre a abril chochando sus últimas dos jornadas con las primeras de Panamá, Ortega Heilbron dijo que fue una sorpresa para ellos.

“Lo primero que voy a decir en relación a Costa Rica y su cine, que es extraordinario, es que están haciendo obras de muy alto nivel con muy pocos recursos”, dijo la directora ejecutiva.

“Pero sí nos sorprendió la coincidencia de fechas, aunque al final todo funcionó. Hemos tenido muy buena comunicación entre ambos festivales y siento que no nos ha afectado. Aunque deberíamos hablar para la próxima edición, ya que al ser una región tan pequeña, puede no ser beneficioso”.

Lo que si es un dolor de cabeza para el IFF Panamá es Netflix, ya que al ser uno de los últimos festivales que se realizan en una temporada que arranca oficialmente en mayo con Cannes, pierden la oportunidad de presentar muchas películas que son adquiridas por la compañía de streaming.

A pesar de eso, este año el festival panameño tiene muchas películas que son estrenos latinoamericanos. Además, está “Roma” de Alfonso Cuarón, que fue producida y distribuida por la misma Netflix.

“Nuestra postura inicial era no presentarla, pero mucha gente nos la pidió y la única forma era de que lo hicieramos era a través de una presentación especial y un invitado. Todo el mundo dijo Cuarón, pero tenemos a dos personas mucho mejores, que son Yalitza Aparicio y Eugenio Caballero“, explicó Pituka.

¿QUÉ PASA DESPUÉS DEL IFF PANAMÁ?

Uno de los temas centrales de la conferencia es lo que sucede en Panamá después de la celebración del IFF Panama, donde el país cae en una especie de depresión cinematográfica por las pocas proyecciones alternativas que se presentan en las salas de cine comerciales.

Pituka ha tenido conversaciones con los distribuidores y exhibidores locales al respecto y, según la versión de ellos, si la película se proyecta en el festival panameño después nadie va a verla en su corrida comercial.

“Yo discrepo de esto, porque siento que parte de la razón por la cual el festival tiene esa llegada tan especial con el público, es porque lo comunicamos muchísimo y generamos expectativas sobre las películas”.

Ricardo Darín, basándose en el ejemplo argentino, dice que es un tema que tiene que ver con la cultura cinematográfica con la que nos hemos criado. El otro aspecto, es de presupuesto. A él siempre le gusta poner el ejemplo de la película “La tormenta perfecta”, que fue un éxito en taquilla cuando en esencia solo enseña olas en la pantalla.

Sin duda, la diferencia presupuestaria, en especial en materia de mercadeo, logra que estos grandes producciones se lleven por delante a las pequeñas películas, pero con gran corazón, más propias y más enriquecedoras que ofrecen nuestras cinematografias a criterio del actor.

Edgar Soberón Torchia no quiso dejar la oportunidad de recordar la necesidad de tener salas alternativas en el país. “Por eso yo siempre lucho por una cinemateca nacional, que te permita revivir películas desde ‘Nanuk, el esquimal’ hasta ‘Roma’, que mantengan viva la cinefilia de nuestros espectadores”.