Descubre cuáles son las 10 películas que más nos han gustado en lo que va del 2018

Luis Lorenzo
(@LuisAndreLT)

Hoy llegamos a la mitad de año y como es tradición en Material Extra recapitularemos lo que hemos visto en lo que va de año con nuestro listado de las mejores películas del 2018… Hasta ahora.

Para evitar polémicas, quiero hacer una aclaración sobre el criterio de selección que utilicé, ya que en ellas incluí películas que se han estrenado desde el 4 de enero hasta el 14 de junio tanto en las salas comerciales del país -esto incluye las presentadas en el Festival Internacional de Cine de Panamá-, así como en plataformas de streaming, al considerar que el Internet borra ciertas fronteras para los espectadores en cuanto a la distribución y exhibición de películas que consideramos con agrado.

A continuación, las mejores películas de la primera mitad del 2018 según Material Extra:

10) “Avengers: Infinity Wars” de Anthony y Joe Russo (EEUU)

1525007373-15213895202083941521391250noticianormalMarvel Studios recompensa 10 años de fidelidad cinematográfica con el que es sin duda el blockbuster del año. Nunca antes se había visto una congregación de figuras tan amplia como en el filme dirigido por los hermanos Russo, que a pesar de ciertos problemas de ritmo, contradicciones y agujeros narrativos, fueron capaces de hacer la película más intensa del Universo Cinematográfico de Marvel y orquestar un final tan desolador que todavía nos tiene sin palabras.

Gran parte del mérito se lo lleva Thanos (Josh Brolin) y la manera en que los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely hilvanan la historia para convertirlo en el gran protagonista del filme y al equipo de superhéroes en los antagonistas del filme. De esta manera, podemos comprender las motivaciones y sacrificios del Titán Loco, hasta tal punto de empatizar con una causa que no por tiránica no deja de resultar sensata. Sin duda, en “Infinity Wars” se cumple esa máxima hitckconiana que indica que mientras más exitoso es el villano, más exitosa es la película. Tanto así, que ya se nos está haciendo tarde para ver la continuación de esta epopeya.

9) “Annihilation” de Alex Garland (EEUU)annihilation_ANH_04023RAC_rgb.0Guionista de algunos clásicos modernos de la ciencia ficción como “La playa”, “28 días después”, “Sunshine” y “Nunca me abandones”, la ópera prima de Alex Garland, “Ex_Machina” (2016), levantó una expectación inusitada entre los fanáticos del género, que no ha hecho más que consagrar con el estreno de su segundo filme: “Annihilation”.

Adaptación libérrima de la novela homónima de Jeff VanderMeer y protagonizada por un elenco mayoritariamente femenino liderado por Natalie Portman, estamos ante un estimulante cruce de géneros entre el terror y la ciencia ficción, uno que nos lleva directo al corazón de las tinieblas, en este caso representada por un área refractada, conocida como El Resplandor, donde las leyes de la física, biología y el tiempo se retuercen, lo que da a lugar que todos los seres vivos dentro de ella sufran mutaciones que los convierten en hermosas monstruosidades.

Esta premisa deparará una media hora final, que a la manera del niño de las estrellas de “2001: Una Odisea en el Espacio”, se convierte en el gran mindfuck del año y en una críptica reflexión sobre nuestra humanidad: ¿Somos los mismos después de entrar a El Resplandor?

8) “The Square” de Ruben Östlund (Suecia)The Square“The Square es un santuario de confianza y cuidados donde todos compartimos los mismos derechos y obligaciones”. Esta es declaración de la instalación artística altruista que crearon el director Ruben Östlund y el productor Kalle Boman para el Museo de Vandalorum en Värnamo en 2014.

También es la premisa de la película que ganara la Palma de Oro en el Festival de Cannes 2017, una satira absurda y existencialista que Östlund -conocido por el filme “Fuerza Mayor”- utiliza para burlarse del sinsentido del arte moderno y su cada vez más evidente desconexión con los problemas más apremiantes de la sociedad.

Hablamos de una película con un sentido de humor incómodo y rabioso, estructurado en viñetas salvajemente divertidas que incluye un polvo con Elisabeth Moss con amenaza de autoseminación de por medio, una cena de gala que se va de madre por la participación del hombre-mono Terry Notary o un intento de recuperar un celular hurtado más absurdo que se recuerde jamás. Todas ellas demuestran lo patético que los seres humanos podemos llegar a ser.

7) “Phantom Thread” de Paul Thomas Anderson (EEUU)Phantom Thread

El cine de Paul Thomas Anderson no se ha caracterizado a lo largo de su filmografía, entre la que se encuentran pináculos de la cinematografía modernas como “There Will Be Blood”, “Magnolia” y “Boogie Nights”, por dominar el arte de los sentimientos. Pero de alguna manera, el director estadounidense se las apaña para hacer una de las historia más sutiles, enigmáticas, obsesivas e impredicibles sobre la locura del amor con “Phantom Thread”.

Inspirada en la figura del diseñador vasco Cristóbal Balenciaga, lo que significó el último reto actoral de Daniel Day-Lewis antes de retirarse de la interpretación, “Phantom Thread” también es el feliz descubrimiento de Vicky Krieps, que en el papel de Alma transciende su rol de musa y se convierte en el delicado pistilo capaz de vencer la neurosis del genio y abrir su corazón. Como dijo el crítico Jordi Costa en su reseña del filme, qué interesante sesión doble sobre la creación y sus infiernos formaría con la distina “mother!” de Darren Aronofsky.

6) “La familia” de Gustavo Rondón Córdova (Venezuela)La FamiliaEn un IFF Panamá 2018 con una sensibilidad particularmente femenina, la película “La familia” del director y guionista venezolano Gustavo Rondón Córdova marcó un necesario constraste en la programación del evento por la masculinidad latente de sus protagonistas.

En las carencias afectivas, en los choques mutuos y situación límite en la que se ven envueltos Andrés (un padre soltero que mantiene a su hijo ejerciendo trabajos de medio pelo) y Pedro (un adolescente de 12 años que se forja a si mismo en el violento barrio donde vive) se encuentra el corazón de este filme de tono sobrio, contudente y emocionante que habla de las dificultades de mantener a la familia unida en países donde la crisis social y política apremian.

Sin duda, estamos ante un debut promisorio y una excelente adicción a esa trilogía de la masculinidad herida que ha forjado el cine venezolano reciente, compuesta por “Desde Allá” de Lorenzo Vigas, “El Amparo” de Robert Calzadilla y ahora “La Familia” de Gustavo Rondón Córdova.

5) “Red Sparrow” de Francis Lawrence (EEUU)Red SparrowEn uno de los planos más descarnados de “Red Sparrow”, Jennifer Lawrence se desnuda frente a sus compañeros de promoción y el hombre que la intentó violar en las duchas del campus de entrenamiento de la escuela de espías rusos que le da nombre al título de la película, dejando en evidencia a su perpetrador y graduándose a su vez como la agente secreto que la forzaron a convertirse.

Aunque no es la película más original en este listado, “Red Sparrow” promulga una clase de cine casi en extinción en el panorama hollywodense. Hablamos de una historia adulta, inteligente, elegante y sin concesiones que nos demuestren que otra clase de cine es posible, uno que se aleje del canon de las superproducciones, que en su búsqueda enfermiza de romper la taquilla se ha olvidado de entregar relatos que purifiquen o perviertan nuestro espíritu en el sentido más teatral de la palabra.

En este caso, es lo segundo. La carga erótica y perversa que ostenta este filme apunta directamente a las flaquezas de la masculinidad. Todo ello con el protagonismo absoluto de una Jennifer Lawrence que entrega una actuación que justifica la escala de su estrellato.

4) “Muchos hijos, un mono y un castillo” de Gustavo Salmerón (España)Muchos hijos, un castillo y un monoTambién cosecha del IFF Panamá 2018, “Muchos hijos, un mono y un castillo” es la película más divertida que he visto estos seis meses. Durante 14 años, el director Gustavo Salmerón grabó a su familia, poniendo especial énfasis en su madre Julita, un personaje que es más grande que la vida. Hablamos de una mujer insólita, cómica, entrañable y surrealista que en su excéntrica manera de moverse por la vida, nos habla sobre los caminos serpertiantes que puede tomar nuestra existencia, del enfrentamiento con la muerte y, sobre todo, el amor, que representa ese marido que le cumplió su sueño de juventud de tener muchos hijos, un mono y un castillo.

3) “El sacrificio del cuervo sagrado” de Yorgos Lanthimos (Reino Unido)

images-w1400Inspirándose en el mito griego del sacrificio de Ifigenia, que tiene que morir para que la diosa Artemisa deje de cebarse con el ejercito de su padre Agamenón después de que este matara un ciervo consagrado a su deidad, Yorgos Lanthimos presenta un filme que se puede considerar tanto una modernización de las tragedias griegas como un ejercicio de surrealismo al mejor estilo de “El Ángel Exterminador” de Luis Buñuel.

Lo hace por medio de la historia de Steven, un eminente cirujano que tendrá que sufrir la ira de Martín -un perturbador Barry Keoghan-, que culpa al personaje interpretado por Colin Farrell de la muerte de su padre, al considerar que hubo negligencia de su parte en la sala de operaciones. Una ira que exigirá sacrificar a uno de los integrantes de su familia, entre los que se encuentra su esposa (Nikole Kidman) y sus dos hijos.

Esta retorcida premisa, que va muy de la mano con los filmes anteriores de Lanthimos -entre los que se encuentra “Langosta”, “Alps” y “Canino”-, es un logro para el director griego al gestar su obra más perfecta hasta la fecha. Su puesta en escena es una prueba de esta madurez, ya que la simetría de sus planos, las actuaciones glaciales del elenco y una banda sonora sustentada en las piezas clásicas “Stabat Mater, D 383” de Schubert y “St. John Passion” de Bach, la película ejercer un poder de turbación solo al alcance de maestros como Michael Haneke o Stanley Kubrick.

2) “Hereditary” de Ari Aster (EEUU)HereditaryViendo “Hereditary”, no pude dejar de pensar que así se debieron sentir mis padres cuando se estrenó “El exorcista” en 1973. Sin duda, hablamos de una magistral adicción a esta nueva era de oro del cine de terror que componen filmes como “La Bruja”, “Babadook”, “If Follows” y “The Conjuring I & II”.

La ópera prima de Ari Aster tiene una capacidad única de recrearse entre lo vivido y lo soñado, lo sobrenatural y lo psicológico, lo heredado y lo adquirido, lo real y lo inexplicable. Pero lo que diferencia a “Heriditary” de las demás filmes de terror, es su devaneo con algo tan oscuro y profundo que la transforma en una de las experiencias cinematográficas más traumáticas, memorables y malignas que el cine nos ha deparado hoy y siempre.

1) “Zama” de Lucrecia Martel (Argentina)ZamaDe las 72 películas que se presentaron en el IFF Panamá 2018, la única que le calzó el calificativo de obra maestra es “Zama” de la argentina Lucrecia Martel. Esta es una de la películas más raras, hermosas, perturbantes y significativas que este servidor ha visto.

Inspirada en la novela homónima de Antonio Di Benedetto, Martel escogió este libro tras no poder llevar a buen puerto la adaptación del mítico cómic “El eternauta”. La espera valió la pena, porque la autora presenta un filme que lleva a las cuotas más altas sus señas de identidad en este oficio, como lo son la experimentación visual, sonora y narrativas para moldear el tiempo cinematográfico, alcanzando de esta manera un marco desconcertante, hipnótico y fantasmagórico que repercuten en temas como el colonialismo, el machismo y el sin sentido de la vida.