Con este corto Mariel García Spooner dejó claro su interés por explorar universos femeninos desde un tono ligero pero no por ello ausentes de profundidad o emoción

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
(@LuisAndreLT)

“Moltes Felicitats” de Mariel García Spooner, fundadora y directora del Hayah – Festival Internacional de Cortometrajes de Panamá, es producto de la maestría en dirección que tomó la cineasta en la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (Escac).

Diego está cumpliendo nueve años y su madre Marta organizó una fiesta a la que nadie asiste. Llama a los padres de los compañeros de clase de su hijo, pero todos se excusan. Hasta el payaso que contrató para amenizar el festejo, cancela por que no tiene coche. Desesperada, se ofrece a buscarlo metiéndose en problemas.

Lo más interesante de este trabajo de García Spooner, sencillo en su propuesta pero de una profundidad inusitada, es su tono: una melancolía que me refiere a la ópera “Pagliacci”. Mucho tiene que ver la actuación de Bárbara Roig Grifoll, muy cargada durante tres cuartas partes del metraje, pero emocionante en su transformación final, lo que convierte la película en un un hermoso homenaje a la maternidad.

“Moltets felicitats” también posee interés dentro de la obra de Mariel García Spooner, ya que en este corto se palpa el interés de la realizadora por explorar universos femeninos desde un tono ligero pero no por ello ausentes de profundidad o emoción. A esta película le siguen las aún por estrenar “Adiós Bárbara” y “Algo azul”, esta última a estrenarse este año, siempre y cuando el coronavirus lo permita, como la primera chick flick o comedia romántica en la historia del cine panameño.