Polvora en el corazón”, película dirigida por Camila Urrutia y producida por Inés Nofuentes, es un estudio de personajes sobre las consecuencias más inmediatas de la violencia de género y sus engendros en Guatemala

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
info@materialextra.com

Claudia y Camilia son dos íntimas amigas que solo buscan divertirse. Recorren la noche guatemalteca al lomo de su moto, compran cervezas y cigarrillos mentolados en las abarroterías y bailan en la noche mientras ven pasar los aviones que alguna vez aspiran abordar en busca un futuro lejos de su país.

Una inocencia que se verá interrumpida por la agresión sexual de tres hombres que intentan violarlas en un parque de diversiones, salvadas solo por los pitidos de un guardia de seguridad. Pero el daño es irreversible, ya que este evento marcará el sino de ambos personajes.

Te puede interesar: Ícaro – Festival Internacional de Cine Centroamericano 2020 se celebra desde la nueva normalidad

Mientras Claudia busca olvidar lo sucedido después de hacer la denuncia de manera infructuosa, María elucubra su venganza sin dilación a pesar de su falta de pericia y malicia valiéndose del revolver que le regaló su mamá para protegerse.

“Pólvora en el corazón” es un estudio psicológico sobre el estrés postraumático que sufren las víctimas de violencia de género. Una condición que paraliza a Claudia, pero sobretodo, a María, cuando se enfrentan una y otra vez contra sus agresores de manera torpe y errática.

También de la orfandad en la que quedan relegadas en una sociedad que las deja sola lidiando con el dolor y la confusión sienten, mientras que los hombres que causaron este daño continúan con sus vidas sin ningún remordimiento.

Aunque necesaria, la película de Camila Urrutia pierde fuelle al no poder desarrollar todo el potencial dramático que tiene entre manos. Sus apuntes sobre los aspectos que parecen engendrar esta violencia en Guatemala diluyen la fuerza de su relato cinematográfico.

Entre ellos, la figura del padre ausente por su participación en las maras salvatruchas, la legalización de las armas y las grietas del conflicto armado entre el Estado y las organizaciones guerrilleras. Sin dejar a un lado un sistema de justicia inoperante.

Leer: Estas son las películas que representarán a Panamá en el Ícaro – Festival Internacional de Cine Centroamericano 2020

Lo que sí tiene a favor “Pólvora en el corazón” es el realismo de su propuesta cinematográfica, sin caer en recursos trillados como el flashback para re-experimentar el acontecimiento traumático. También a sus protagonistas, una Andrea Henry y Vanessa Hernández que encarnan con dignidad a sus personajes.

Es en la relación entre estas dos mujeres y su manera tan opuesta de lidiar con el trauma donde está el corazón de la película. Un corazón herido por la pólvora y por el mal de amor, dos armas mortales para la cual todavía no hay cura posible.

SUSCRÍBETE EN EL NEWSLETTER DEL CINE PANAMEÑO


Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo un resumen semanal de las noticias más destacadas del cine panameño, la cartelera semanal de Cine Extra e invitación a los eventos especiales organizados por Material Extra:


Crítica: "Pólvora en el corazón", inocencia interrumpida
Lo mejor: Las dignas actuaciones de Andrea Henry y Vanessa Hernández, y la apuesta de Camilia Urrutia por un realismo cinematográfico libre de flashback o efectismos psicológicos.
Lo peor: El débil desarrollo de los demás núcleos dramáticos de la película, que deja inconclusos los apuntes de la directora sobre la violencia de género en Guatemala.
3.0Puntuación Material Extra
Puntuación de los lectores 0 Votos