Entrevistamos a Sheila González, directora de la Dirección General de Cine del Ministerio de Cultura de Panamá, sobre el protocolo de seguridad e higiene del sector cinematográfico de Panamá

Escrito por:
Luis Lorenzo Trujillo
(@LuisAndreLT)

A propósito de la publicación del documento “Protocolo de seguridad e higiene para la actividad laboral del sector cinematográfico y audiovisual durante el periódo del covid-19”, entrevistamos a Sheila González, directora de la Dirección Nacional de Cine del Ministerio de Cultura (Dicine), para entender las medidas que tienen que tomar los equipos de producción una vez se reactiven los rodajes en Panamá.

Varios aspectos destacan de este protocolo de seguridad e higiene, siendo el primero y más importante que se comparte a manera de guía de recomendaciones a los equipos de producción general. Es decir, estas guías no son de carácter obligatorio y no dispone de ningún mecanismo que regule su aplicación por parte del Dicine. La responsabilidad recae en el Ministerio de Salud y en la buena voluntad de todos los involucrados. “La salud y la seguridad es responsabilidad de todos”, insiste González durante toda la entrevista.

Otra situación a tomar en cuenta es como el protocolo procura medidas de seguridad y higiene más estrictas para el talento, es decir, actores y actrices que formen parte del rodaje, que tendrán que pasar de manera obligatorias pruebas serológicas. Unas pruebas serológicas que son opcionales para el equipo técnico.

Por último, González adelanta que ya están trabajando en un protocolo para los festivales de cine locales y señala el ejemplo de la versión virtual del IFF Panamá – Festival Internacional de Cine de Panamá como un caso de éxito.

Pueden leer la entrevista que le hicimos a Sheila González sobre el protocolo de seguridad e higiene del sector cinematográfico a continuación:

1. ¿En qué se basaron para redactar el protocolo de salud y seguridad cinematográfico de Panamá?

Sheila González: Para la definición del mencionado protocolo de salud y bioseguridad de Panamá, utilizamos los aportes de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA). Sumado a eso, recibimos las contribuciones de los representantes de ASOCINE, REDCREA, PROCINEMA, Ministerio de Cultura y especialistas locales de producciones audiovisuales independientes, que ayudaron a la preparación de un documento que se adapta a la realidad local, cuya validación de las autoridades del Ministerio de Salud, ente rector en esta materia, permite definir las normas de bioseguridad para la industria panameña en la nueva normalidad.         

2. ¿Cómo se va a asegurar la Dirección Nacional de Cine de que se cumplan las medidas de seguridad que dictamina el protocolo de seguridad e higiene del sector cinematográfico?

SG: El Ministerio de Cultura sigue al pie de la letra las recomendaciones e instrucciones de las autoridades de salud que rigen esta materia. La responsabilidad en el cumplimiento del protocolo es de todos los sectores involucrados en la producción responsable de contenidos cinematográficos.

3. ¿Qué sanciones contempla la Dirección Nacional de Cine para aquellas empresas productoras que no cumplan las recomendaciones dadas en el protocolo de seguridad e higiene del sector cinematográfico de Panamá?

SG: Ante el incumplimiento de las normas que establece el protocolo de bioseguridad el Ministerio de Salud, entidad que se mantiene realizando operativos de control sanitario para evitar la propagación del covid-19, determinará el tipo de sanción que se ajusta a la falta cometida. La salud y la seguridad es responsabilidad de todos.

4. En la Asamblea General de Procinema realizada el 15 de mayo, José Luis Rodríguez, presidente de esta asociación, dijo que se trabajó en un protocolo de seguridad y salud flexible “ya que no hay presupuesto que aguante” los gastos de producción que implica, que algunos han calculado alrededor de los $30.000 – $40.000. Aunque Rodríguez dijo que se va a procurar en tener guantes, tapabocas, alcohol gel y desinfectante para todos, dijo que las pruebas serológicas serán exclusivamente para el talento. En cambio, para el resto del equipo se busca firmar un documento que libere responsabilidades. ¿No es responsabilidad de toda producción cuidar la salud de su equipo y se asegure al 100% de que nadie esté enfermo de covid-19 para evitar los contagios sin importar el costo que esto implique?

SG: En lo que respecta al Ministerio de Cultura, las recomendaciones plasmadas en el protocolo de salud y bioseguridad se establecen para toda la industria de cine en Panamá. Las autoridades de salud son las encargadas de velar por el cumplimiento de las normas sanitarias para evitar la propagación del covid-19. La responsabilidad en el cumplimiento del protocolo es de todos los sectores involucrados en la producción responsable de contenidos cinematográficos.

5. En la mayoría de los protocolos de salud y seguridad que pude consultar (Colombia, Costa Rica, España…) limitan los rodajes a la menor cantidad de personas posibles, incentivan la presencia de los demás miembros del equipo por videollamadas y prohíbe o limita los rodajes en exteriores. En cambio, el protocolo de seguridad y salud de Panamá considera rodajes de 100 personas o más en exteriores. Aunque no es una práctica común en el sector panameño, si se da esta situación, ¿no es un riesgo no solo para el personal que forma parte del rodaje sino también la población panameña en general?

SG: El protocolo de salud y bioseguridad para la industria cinematográfica de Panamá contiene las experiencias de los países miembros de FIPCA, así como las contribuciones de los representantes de ASOCINE, REDCREA y PROCINEMA, técnicos de MiCultura y especialistas locales de producciones audiovisuales independientes. Las recomendaciones e instrucciones sobre cantidad de personas, distanciamiento, entre otras medidas de protección de salud y bioseguridad, que derivan del documento, son de estricto cumplimiento por los representantes de los sectores involucrados en la producción cinematográfica local. La responsabilidad en la producción responsable de contenidos cinematográficos es de todos. Colaboremos y seamos solidarios.

6. Con respecto a las salas comerciales de cine, como Cinépolis o Cinemark, ¿existe o se está trabajando en un protocolo de salud y seguridad para estas empresas una vez se habilite el último bloque económico donde están consideradas?

SG: Las propuestas de las salas de cine, como empresas responsables, deben presentarse ante las instancias de gobierno correspondientes, basadas en normas y experiencias internacionales junto a los aportes y recomendaciones de especialistas panameños en materia de salud y bioseguridad. Como ministerio, hemos sostenido reuniones con algunas de estas empresas para intercambiar experiencias y conocer sus inquietudes respecto a las acciones de retorno a la actividad poscovid-19 en los cines locales, respetando las normas de salud y bioseguridad que aplican.

7.¿Y los festivales de cine locales? Muchas veces, se realizan en espacios pocos convencionales o salas más pequeñas. ¿Están siendo consideradas en los protocolos de salud y seguridad? ¿Qué medidas en específico hay para ellos?

SG: En estos momentos los festivales que apoyamos como Ministerio de Cultura han presentado protocolos ante la situación existente. Los espacios de fomento cinematográfico, difusión de contenidos y formación han migrado a la modalidad virtual desde las plataformas digitales. Como un caso de éxito, la pasada edición del IFF Panamá ha motivado a otros eventos a mostrar sus experiencias en este tipo de iniciativas.