La espera es un tiempo imaginario