Escrito por:
Luis Lorenzo
(@LuisAndreLT)

Formado en la EICTV – Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba), el realizador Rodrigo Quintero Arauz se había dado a conocer por sus exploraciones del terror, específicamente los cortometrajes “Entropía” y “Chilibre”.

Así que verlo explorar entrar en el género del drama con “Volver a ella” en el Panalandia – Festival de Cine Pobre de Panamá 2019 fue una grata sorpresa para este servidor aunque no tuviera suerte alguna en la premiación. Su película fue ignorado por el jurado, pero nosotros la escogimos como uno de nuestros 10 cortometrajes favoritos de esa edición.

En su momento, dijimos lo siguiente sobre ella: “El cortometraje de Rodrigo Quintero Arauz, panameño graduado en la EICTV, es el regreso a la Cuba natal de un hombre después de vivir toda su vida en España. Esta visita no es turística, ya que su objetivo es buscar a su madre, que lo abandonó cuando era niño y del que solo resguarda recuerdos borrosos“.

Sus pesquisas lo llevará a un hostal donde se encontrará con una mujer que tiene muchas similudes con la mujer buscada, iniciando una relación de tintes incestuosos. Suena perverso, pero Quintero Arauz exhibe suficiente tacto y sensibilidad para sacar adelante el material hasta el punto de emocionarnos por la suerte de ese huérfano que tira al mar sus bocetos como se desprende de su dolor por la madre ausente“.

Sin duda, “Volver a ella” debe ser considerada la carta de presentación oficial de este realizador chiricano, que ya prepara su próximo cortometraje de terror, de título “Estanislao”. No solo eso, también está considerado para dirigir el biopic de una de las leyendas deportivas más importantes del país, Rommel Fernández.

Si estos proyectos continúan la línea demostrada en nuestro Cortometraje de la semana, sin duda estamos hablando de una de las voces jóvenes a tomar en cuenta en los próximos año en el cine panameño. Las condiciones ya están dadas, solo el tiempo dictará sentencia. Pero mientras tanto, disfruten esta esta pequeña pero emotiva historia de desamor filial.